¿Cómo y cuándo se reajusta el precio de arriendo de una propiedad?
Todo lo que necesitas saber

Para los inversionistas inmobiliarios y propietarios siempre es un tema saber cómo y cuándo deben aplicar un reajuste en el precio del arriendo de su propiedad. Para aclarar esas dudas y dar algunas guías sobre el momento en que se debe aplicar el reajuste hemos desarrollado este artículo

¿Cómo y cuándo se realiza el reajuste del precio de arriendo de una propiedad?

En líneas generales, el canon de arriendo de una propiedad es acordado por propietario y arrendatario, y debe quedar explícitamente escrito en el contrato de arrendamiento junto con los respectivos reajustes que, usualmente, se establecen cada 6 o 12 meses.

Dicho reajuste puede ser realizado con base en cualquiera de las siguientes variables:

  • Reajuste arriendo según IPC: se realiza en función de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el periodo pactado para el reajuste. Así las cosas, por ejemplo, si de junio a diciembre la tasa se incrementa en un 3,5%, el valor del arriendo debería subir en la misma medida. En dicho cálculo, la calculadora del Instituto Nacional de Estadística resulta muy útil.

  • Mejoras introducidas en la propiedad: el reajuste puede ser inducido por cambios realizados en la vivienda que signifiquen mejoras en la utilización del espacio. Por ejemplo, cuando se realizan ampliaciones se están entregando más m² que los originales. Así mismo, en la construcción de un nuevo dormitorio se incrementa la superficie útil. Es importante señalar que estos cambios deben hacerse de mutuo acuerdo y deben estar reflejados en una modificación del contrato.

  • Reajuste según comportamiento del mercado inmobiliario: las fluctuaciones en el mercado inmobiliario también son determinantes en el valor de una propiedad. En ese sentido, se puede reajustar el precio de arriendo debido a su comportamiento. Sin embargo, este reajuste debe estar contemplado en el contrato. La revisión de la situación del mercado puede hacerse cada 6 meses o una vez al año y antes del plazo de renovación del contrato, ya que de no existir acuerdo entre las partes se puede dar término a la relación contractual.

Cabe señalar que los inversionistas del negocio de renta residencial en Chile o cualquier propietario debe acordar con el arrendatario la forma de realizar el reajuste del precio de arriendo, incluirla en el contrato de arriendo y ceñirse a ella durante la vigencia del mismo. No la puede alterar de forma unilateral porque incurriría en incumplimiento.

Para no caer en errores y aprovechar al máximo los beneficios de la renta residencial, es recomendable que se solicite asesoría a nuestros Associate Agent que están especializados en el manejo y gestión de contratos con fuerza legal, considerando que el ingreso por concepto de arriendo es la principal variable para ir mejorando flujo de dinero que se va a recibir por el concepto de arriendo de la propiedad a lo largo del tiempo.

 

¿Cómo fijar el precio de venta de tu propiedad?